Abril, 28

“Pónmelo difícil,

entonces seré tuyo.

Lo fácil a mí me cansa,

de lo sencillo me aburro.

Si tu fueras un muro,

te derrumbaría a patadas.

Será que me gusta sufrir.

Amor, cálida puñalada.

Me gusta sentir tu ausencia.

Es extraña esta adicción.

Me volví adicto a tu esencia.

Son tus idas y venidas

las que acercan más a ti,

sigo buscando en los demás

algo de lo que un día sentí,

lo que quise tener de ti.

Por eso nadie me sacia,

porque tengo ganas de ti.

Tengo ganas de tu boca,

pues cuando tu piel me roza,

mi mente se alza en frenesí.

Mátame con tu veneno,

sabes que quiero morir,

moriré siempre por ti.

Y me jode reconocerlo,

Yo no tengo lo que quiero

Porque yo te quiero a ti.

Cada mirada tuya me apuñala,

dos esmeraldas me atraviesan.

Como dagas tocan mi pecho,

lo cruzan y me desangran.

Quererme como te quiero,

ese es mi único deseo.

Me repugna ser tan débil,

el morirme por tus besos.

Pues mi cuerpo tu apuñalas,

cuando me roza tu aliento.

Cuando clavas tu mirada

atravesando mi pecho.

Busco consuelo y, buscando,

siempre me acabo encontrando,

con el roce de tu cuerpo.

Te confieso y me arrepiento,

que eres dueño de mis sueños,

que yo quiero cicatrices,

si las haces con tus dedos.

Cómo una copa vacía,

que hoy estalla contra el suelo,

que apuñala las estrellas,

solo por tocar tu pelo.

Todo mi ser entregaría,

solo por probar tus besos.

Por ahogarme entre tus brazos,

inundado por tus labios.

Que tus gemidos toquen techo,

que te duermas en mis manos.”

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s