Mayo, 7

“Me despierto en el balcón

que se abre con tu mirada.

Azules lagos me hablan

de las letras que se pierden

en ti, que eres poesía.

Un instrumento intocable,

pues tocarte es un delito.

Me conformo en el delirio

del sonido que hace el aire

que recorre tus caminos

y me lleva a tus jardines.

 

Prados verdes en los que pierdo

los papeles que malvendo

por que sigas junto a mí.”

 

 

“Despertar tus labios con el frío.

Crear vida a de un aire muerto.

Parar con mis manos el tiempo.

 

El que me aleja del abrigo

que para mí siempre es tu cuerpo

cuando está cerca del mío.

 

Por escuchar tus latidos,

y que me parezcan pocos.

Porque no hay eternidad

que tuviera sin ti sentido.”

 

 

“Filo agudo cual puñal,

rompe la piel con la mirada.

 

Con tu mirada traviesa,

que al igual besa que mata,

que todo da y no da nada.

 

Siento el aire que me falta

si el aire te zarandea

y besa tu piel desnuda.

¡Qué magnífico mirarte!

 

Mirarte sin que me veas,

poder perderme en tu sombra,

y resguardarme en tu pecho,

hasta que pase la tormenta,

que no pasa por tu cuerpo.”

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s