Julio, 11

“Estoy escribiendo

desde aquella pena.

Odio este sufrimiento

que para mi es condena.

Que se agarra a mi pecho,

que roba el aliento,

que colma mi lamento,

que mi vida se lleva.”

 

 

“Hoy, el dolor, son cenizas.

Son la tristeza del pensar

en lo que pudo ser,

en lo que ya no será.

 

Es ver de nuevo esa mirada

y saber que ya no hay nada.

Es no mirar de nuevo atrás.

 

La templanza ha vuelto a tocar mi piel.

Me acaricia y cuida ella mejor que tú.

Dejaré que dancen las agujas del reloj

Dejé de ser una polilla tras tu luz.

 

Me encerraré en una burbuja

que me proteja y proteja mi corazón.

Olvidaré aquellos días de pasión.

Te dejo atrás, hoy doy un paso hacia delante.”

 

 

Volveré…

 

 

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s