Julio, 12

“El juego del amor

es el juego que más duele.

Es en el que más se gana,

también en el que más pierdes.

Si no juegas con astucia,

si das más de lo que debes,

puedes dar algo por hecho:

 

conocerás bien al amor,

y de este saldrás maltrecho.
No hay pastillas ni vendajes

que del dolor del amor curen.

Son puñales que se clavan,

pueden ser los que más duren.
Duelen cuando te los sacas,

y más duele si los dejas,

pues se clavan y retuercen.”

 

 

“Negros pájaros ya vienen,

Sobrevuelan las miradas.

Son negros como tus ojos

repartiendo puñaladas.

 

Con puñal muy afilado,

con el filo de una espada.

De aquella que corta el viento

como lo hacen tus palabras.

 

Yo me muero en el intento

de resistir a esta bandada.

Cien pájaros me persiguen

y no hallo donde esconderme.

 

Yo me escondo entre mis miedos,

en lo oscuro de mi alma,

para librarme de ellos

buceando entre la nada.

 

Y en esa nada me encuentro

a mi reflejo, a mis palabras.

Palabras en las que encuentro,

lo que siento cuando callan.”

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s