Julio, 15

“Me pierdo y pierdo por ti.

Me pierdo en tu mirada

y me encuentro en tu piel.

Tu piel por el fuego marcada.

Tu tez, de mármol, cincelada.

Una obra de arte que no he de tocar.

Eres frío como la piedra,

no has de envidiar a David.

 

Pues puse mis ojos en ti,

los pondré cuando otra vez me pierda,

aunque siempre me pierda por ti.

Y siempre seas tú quien me encuentra.

Y me encuentras al mirarme a mí.”

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s