Julio, 23

“Son latidos.

Son latidos lo que tocas,

son latidos lo que siento

cada vez que me miras,

cada vez que me regalas

ese aire de tu boca.

 

Yo muero por tu aliento.

Eres poesía, dulce placer a mi mirar.

Cada nota que regalas.

Para mí eres esencial,

para mi eres como el agua.”

 

 

“Si el frío me mira

y le devuelvo la mirada.

Si el sol se gira y,

de nuevo, me da la espalda.

 

Si no me abrazas

y tu estrella se torna fría

buscaré yo la salida.

Podré hacerlo una vez más.

 

Vuelvo a salir a respirar.

No necesito salvavidas,

sé que solo he de nadar.

No me complicaré la vida,

bastante complicada es ya.”

 

 

“Te siento contra mi pecho,

estoy a punto de estallar.

Odio estar bajo el mismo techo,

tengo que partir, marchar.

 

Temo que me voy a ir lejos.

No te volveré a llamar,

y si me llamas no lo cojo.

esto es un punto y final.

 

Tu presencia me horroriza,

Eres todo lo que es mal.”

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s