Agosto, 1

“Noto como mi corazón

quiere abandonar el pecho.

Ese es su objetivo,

no le importan carne y hueso.

Con cada uno de sus latidos

se va un poco más lejos.

Nadie sabe dónde ha ido,

solo yo le echo de menos.
Con él lleva mi sonrisa,

mis alegrías y mis sueños.

Te recuerdo cada día,

hoy te echo más de menos.

 

A menudo te echo en falta,

hoy mi cuerpo halló su lecho.”

 

 

“Me dueles.

Te quiero a mi lado

y, queriéndome, te quiero.

 

Siendo solo uno,

un mismo alma,

un mismo cuerpo.

 

Fundir en una las miradas,

como llamas, como fuego.

Cada minuto que paso a tu lado

me alejo un poco más del suelo.

 

Aceptaría las condiciones

por tu alma y por tu cuerpo.

Por dormir entre tus brazos.

Por tus labios en mi cuello.

Quiero escuchar tu voz,

quiero ver cada sonido.

Que con tu respiración

acaricies mis oídos.”

 

 

Volveré…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s